Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés.

ПЕРЕВОДЧИК АНТОНИО РОМЕА. Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés. Artículos publicados o ¿censurados? en prensa española.
MANIFIESTO:
Tras la Segunda Guerra Mundial (1945) se fundó la ONU, la cual condenó el Colonialismo. Se inició el proceso de Independencia de las naciones de Africa y Asia (1948-1965), ex-colonias de Francia e Inglaterra. EEUU desarrolló una política de neocolonialismo: dominio politico-económico, pero no militar directo en Hispanoamérica y otras regiones. Su intento colonial directo fue derrotado en Vietnam (1977).

La disolución de la URSS en 1991, puso fin a la Guerra Fría y la bipolaridad en que se había mantenido el Mundo desde la II Guerra Mundial. La Administración de EEUU, sin contrapeso, como Imperio incontestado, se lanzó a la conquista clásica de colonias.

Las víctimas: Yugoslavia, Iraq, Afganistán, Somalia...

Se presiona a los países que limitan las “inversiones” extranjeras, se les obliga a que "abran sus mercados" a los capitales occidentales: Irán, Siria, China, Zimbawe, Corea del Norte, Myammar, Sudán, etc.

Las Instituciones Internacionales, ONU, Premio Nobel, Tribunal de la Haya, IAEA, han dejado de ser neutrales. Adulteradas, son instrumento de esta nueva política colonial. También denominada Neocolonialismo:

1. Exportación de capitales.

2. Adquisición de territorios: Medios de Producción (empresas e industrias), Materias Primas y Energía (recursos naturales).

La forma es clásica, lo hicieron portugueses y españoles (S.XVI-XVII), e ingleses y franceses (S.XVIII-XIX), la retórica ha cambiado: Antes se colonizaba, mataba, destruía y sometía a la pobreza a los pueblos para "Cristianizarles" o “Civilizarles", en el S.XXI para "Democratizarles".


En el S.XXI comienza con un retroceso ético y legal con respecto a los principios fundacionales de la ONU, que debía garantizar la NO repetición de guerras contra civiles y crímenes contra la Humanidad.

International Affairs and Colonialism in S.XXI. Interpretation Russian-English-Spanish

12 abr. 2014

AVIÓN RUSO NEUTRALIZA DESTRUCTOR AMERICANO EN EL MAR NEGRO

Conforme a los datos de elespiadigital.com, el sábado 12 de abril de 2014, un avión de las fuerzas aéreas rusas, SU-24, realizó vuelos rasantes sobre el destructor americano "Donald Cook", equipado con el novísimo sistema multifuncional de combate "Aegis" y armado, entre otros, con misiles de crucero "Tomahawk". El lunes, 14 de abril, el Pentágono realizó una serie de comentarios a propósito del acontecimiento.
Su representante oficial, el coronel Steve Worren declaró que: «Estas acciones provocadoras y no profesionales de Rusia no se corresponden con su normativa y los acuerdos de relación profesional entre las fuerzas armadas de nuestros países». Así, Worren precisó que el avión SU-24 ruso, que, por lo visto, no llevaba armamento de combate, había pasado 12 veces cerca del barco de la marina de guerra de los EEUU, el sábado, cuando aquél se encontraba en aguas internacionales cerca de las costas de Rumanía.
Unas declaraciones tan emocionales, casi un discurso histérico, de una persona seria del Pentágono, parece esconder algo muy, muy extraño.
Realmente: ¿qué temer de un avión de bombardeo DESARMADO, que además no es un modelo de última generación, que pasara 12 veces cerca de un novísimo, armado hasta los dientes, especializado en defensa antiaérea, destructor de los EEUU?
Por ejemplo, en los tiempos de la guerra fría entre la URSS y los EEUU, tales vuelos de aviones sobre los barcos de las dos potencias eran muy habituales. ¿Qué ha pasado esta vez? ¿Que ha puesto así a los americanos? Además, conforme a la nota semioficial que ha aparecido sobre los aspectos secundarios de la información, después del incidente, el "Donald Cook" se dirigió urgentemente a un puerto de Rumanía y allí 27 personas de la tripulación hicieron un escrito dándose de baja y abandonando o solicitando abandonar el barco. Indirectamente esto se confirma por las mimas palabras de la declaración del Pentágono. En ella se dice que la acción del avión ruso “desmoralizó” a la tripulación del barco. Y aquí es donde todo se ha embrollado para ocultar  lo ocurrido.
Este destructor “mártir”, USS Donald Cook (DDG-75) como es del tipo de destructores URO, barcos multiusos de combate, rápidos y maniobrables destinados a la lucha contra submarinos, ingenios  voladores (incluido misiles) y barcos del adversario, también para la vigilancia y defensa de formaciones marinas o escolta durante las proyecciones de fuerza en el mar. Entre el armamento de este barco, se encuentran incluso dos lazadoras 6-troncal ЗU "Falanks" y hasta 74 cohetes RIM-66 SM-2 "Standart-2". En otras palabras, la especialización de este barco es el combate no sólo contra objetivos de baja velocidad como el SU-24, sino también contra objetivos mucho más difíciles como misiles, cuya velocidad y maniobrabilidad superan muchas veces al SU-24. Sus sistemas de defensa antiaérea han trabajado en  condiciones reales y el avión ruso no era un enemigo de entidad. Pero no parece que fuera así, la tripulación se “desmoralizó”, 27 miembros de la tripulación solicitaron la baja escribiendo en sus declaraciones que «no van a arriesgar sus vidas». Entonces… ¿Qué ha pasado en aquellas aguas neutrales?
La respuesta, según algunas fuentes a las que ha tenido acceso Elespiadigital.com pudiera ocultarse tras un nombre misterioso, "Hibiny". Hibiny es un macizo montañoso de la península de Kola, en la región de Múrmansk, situado a 150 km al norte del Círculo polar.  Allí se encuentra Hibiny,  un novísimo complejo ruso de la lucha radioelectrónica, que se instalará en todos los aviones de reconocimiento rusos. Dado que lo único que puede desmoralizar al personal militar es propia debilidad, lo ocurrido, a la luz de todo lo anterior, pudo ser lo siguiente...
El 10 de abril de 2014, el destructor indicado más arriba llegó a las aguas internacionales del Mar Negro para la realización de manifestación de fuerza y amenaza en relación con la posición inflexible de Rusia en  Ucrania y sobe la cuestión de Crimea. Ya se encontraba en las aguas del Mar Negro otro destructor americano dotados de misiles Trakstan. Es decir, lo típico de los norteamericanos, organizar un alboroto y llamar la atención internacional. La reacción de Rusia fue tranquila, pero terrible: El 12 de abril, en el gran día de la cosmonáutica soviética, los rusos equiparon al desarmado SU-24 que voló sobre aquellas aguas con el sistema "Hibinami" bajo el ala.
Todo siguió un guión: El "Cook" detectó al avión a gran distancia, se dio la alarma y se ocuparon los puestos de combate. Todo estaba a punto, los radares seguían el rumbo del avión ruso  acercándose al objetivo…. ¡Y de repente todo se apagó! Lo sistemas dejaron de funcionar en el barco estadounidense, las pantallas no muestran nada, incluso el otro buque norteamericano deja de recibir la señal en el radar del objetivo. El SU-24 mientras tanto pasaba rasante (a 160 m de altura) sobre la cubierta de "Cook", imitando el ataque con cohetes contra  el objetivo. ¡Claro, con gran éxito ya que las defensas del buque no existen! El avión da la vuelta y realiza otra pasada. ¡Y así 1º veces más! Todas las tentativas de reactivar los sistemas y dar las coordenadas del objetivo a los sistemas de defensa antiaérea fracasan y solamente cuando la silueta del bombardero ruso desaparecía en el continente, las pantallas volvieron a funcionar y los sistemas de detección volvieron a mostrar el cielo puro primaveral que se disfrutaba aquella mañana.
Resumiendo. Con toda probabilidad, después de que el SU-24 llegara a la proximidad inmediata del "Cook", se puso en marcha el sistema "Hibiny” y toda la defensa antiaérea del destructor quedó fuera de servicio. De esa forma, los rusos podrían haber comprobado la eficacia del sistema REB 12 en condiciones reales una docena de veces imitando el ataque al barco americano. Durante todo ese tiempo, la tripulación del barco no pudo reanimar los sistemas del buque. Una vez que el avión “destruyó” el objetivo, es cuando el SU-24 regresó a su base. La indefensión y la conciencia de la propia debilidad contra los sistemas del avión ruso explicarían que 27 personas de su tripulación solicitaran la baja en el servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario