Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés.

Blog de ANTONIO ROMEA. Переводчик Антонио Ромеа. Traductor e Intérprete Jurado de Ruso. Intérprete de Conferencias Ruso-Español-Inglés. En este blog se publican artículos publicados y otros rechazados ¿censurados? en prensa española e internacional. También artículos sobre Política Internacional de varios autores. Y temas de Interpretación RU-ES-ENG.
MANIFIESTO:
Tras la Segunda Guerra Mundial (1945) se fundó la ONU, la cual condenó el Colonialismo. Se inició el proceso de Independencia de las naciones de Africa y Asia (1948-1965), ex-colonias de Francia e Inglaterra. EEUU desarrolló una política de neocolonialismo: dominio politico-económico, pero no militar directo en Hispanoamérica y otras regiones. Su intento colonial directo fue derrotado en Vietnam (1977).

La disolución de la URSS en 1991, puso fin a la Guerra Fría y la bipolaridad en que se había mantenido el Mundo desde la II Guerra Mundial. La Administración de EEUU, sin contrapeso, como Imperio incontestado, se lanzó a la conquista clásica de colonias.

Las víctimas: Yugoslavia, Iraq, Afganistán, Somalia...

Se presiona a los países que limitan las “inversiones” extranjeras, se les obliga a que "abran sus mercados" a los capitales occidentales: Irán, Siria, China, Zimbawe, Corea del Norte, Myammar, Sudán, etc.

Las Instituciones Internacionales, ONU, Premio Nobel, Tribunal de la Haya, IAEA, han dejado de ser neutrales. Adulteradas, son instrumento de esta nueva política colonial. También denominada Neocolonialismo:

1. Exportación de capitales.

2. Adquisición de territorios: Medios de Producción (empresas e industrias), Materias Primas y Energía (recursos naturales).

La forma es clásica, lo hicieron portugueses y españoles (S.XVI-XVII), e ingleses y franceses (S.XVIII-XIX), la retórica ha cambiado: Antes se colonizaba, mataba, destruía y sometía a la pobreza a los pueblos para "Cristianizarles" o “Civilizarles", en el S.XXI para "Democratizarles".


En el S.XXI comienza con un retroceso ético y legal con respecto a los principios fundacionales de la ONU, que debía garantizar la NO repetición de guerras contra civiles y crímenes contra la Humanidad.

International Affairs and Colonialism in S.XXI. Interpretation Russian-English-Spanish

1 sept. 2006

¿COREA AMENAZA O SE PROTEGE? (El Correo, 2006)

Hace meses que las agencias de prensa angloamericanas, parece que siguiendo una consigna dada por la Casa Blanca, están alarmando a la comunidad internacional por las pruebas de misiles que efectúa Corea del Norte. Y más ahora con la prueba de una bomba atómica.

EE.UU. desearía que el Consejo de Seguridad de la ONU, aprobase sanciones, incluido el uso de la fuerza, pero China y Rusia siempre se han opuesto a dichas medidas. Corea del Norte ha declarado que no se trata de una provocación, sino que está ensayando sus medios de defensa, además ha ofrecido conversaciones bilaterales a Washington, a lo cual éste se ha negado. ¿Por qué? Conviene recordar la historia y describir el status quo actual.


El 9 de agosto del 1945 las tropas soviéticas liberaron el norte coreano de la invasión japonesa. Tras la capitulación del Japón ante EEUU el 15 de agosto, las dos potencias dividieron por el paralelo 38º a Corea en dos zonas de ocupación, como lo hicieran ya en Alemania. Cada una de ellas impuso su tipo de administración en su zona, al norte comunista y al sur capitalista. Al poco comenzó la Guerra Fría entre EEUU y la URSS.


En 1950 la Corea del Norte invadió a la del Sur. La ONU en ausencia del representante soviético aprobó el envío de tropas para restablecer la frontera en el paralelo 38º. Dichas tropas fueron en su mayoría estadounidenses al mando del General MacArthur, un fanático del neocolonialismo americano en el Pacífico, quien rebasó los objetivos impuestos por la ONU e invadió Corea por completo y bombardeo la Manchuria china. China reaccionó y con oleadas de soldados “voluntarios” ayudó a los norcoreanos a recuperar el territorio perdido de nuevo hasta el paralelo 38º. Corea quedó así dividida, después del armisticio –ya que no se firmó tratado de paz- de 1953. La guerra de tres años, costó más de tres millones entre muertos y heridos coreanos, en su mayoría civiles. EE.UU. mantiene allí desde entonces un contingente de 32.000 soldados.


En el 2006 Corea sigue siendo un país dividido por tropas de los EE.UU, que realizan anualmente maniobras militares “Team Spirit”, en las que se simula la invasión y desembarco en el Norte. Piongyang quiere negociar bilateralmente con EE.UU., al que considera un invasor, pero la Casa Blanca lo evita, pues además de exigirles que dejen de amenazar a Corea del Norte, puede que les sugiriesen que ya es hora de regresar a América y permitir que se establezca un diálogo ínter coreano sobre una posible reunificación. Reunificación que EEUU no está dispuesto a consentir salvo en el caso, poco probable de momento, de una absorción del norte por parte del sur, como pasó con la Alemania del Este.

Todos los intentos de reunificación de la Península, un deseo de la mayoría de los coreanos, han sido imposibles, si no se aceptaban las condiciones de la potencia ocupante, la cual hasta ahora no había visto seriamente amenazadas sus tropas.


Durante la Administración Clinton y con la visita de Madelaine Allbright, se inició un acercamiento y el atisbo de posibles negociaciones entre Washington y Piongyang, poseedores ambos de los dos Ejércitos más poderosos de la península coreana, y mutuamente hostiles.

Pero nada más iniciar su gobierno, el belicista Bush, amenazó a Corea del Norte, Irán, Siria e Iraq y les incluyó en su particular “eje del mal”.

Iraq permitió la entrada de los observadores de la ONU, y aún así fue bombardeado e invadido bajo la excusa de tener unas armas que no poseía. El Estado iraquí ha casi desaparecido y los iraquíes viven en un infierno de caos, milicias privadas occidentales, grupos terroristas islamistas y bandas de secuestradores. El coste en vidas civiles y empobrecimiento no se ha calculado todavía.


Los otros países amenazados por Bush, sacaron su propia conclusión: Consideran que las instituciones internacionales están siendo adulteradas y mal empleadas (en lo que coincide el último informe de Amnistía Internacional), ya que han sido puestas al servicio de los intereses neocoloniales de EE.UU., si colaboras con ellas te espiarán primero (caso del inspector australiano Buttler en Iraq al servicio de la CIA) y luego te invadirán.

Este análisis, -el de “si tú mismo no te puedes defender, serás bombardeado e/o invadido por EE.UU.”-, explica porqué el Estado norcoreano no ha perdido ni uno solo de estos años y ha dedicado enormes esfuerzos y recursos (es un país pobre, padeció una hambruna), para desarrollar un programa misilístico y nuclear propio, que le permita alcanzar a tropas y armadas de un posible invasor desplegado a medio alcance de su territorio.

De hecho y pese a la alarma lanzada por las agencias angloamericanas, Corea del Norte no ha amenazado, como hiciera Bush, sino que está dispuesta a iniciar negociaciones bilaterales sobre la reducción de su armamento, a cambio de la garantía de no que no será invadida por EEUU. El único hecho novedoso de esta crisis, es que se han visto amenazadas las tropas e instalaciones militares americanas en la Península y su Armada del Pacífico, lo cual limita la capacidad de Washington para lograr una “solución militar” a su contencioso en Corea.

Desde el final de la Guerra Fría en 1989, la casi totalidad de los bombardeos aéreos contra territorios de otro Estado han sido efectuados desde aviones de EE.UU. y Reino Unido. A quienes se sumó Israel este verano. La mayoría de los muertos, a diferencia de las guerras convencionales de antaño han sido civiles, desde Belgrado a Sudán, de Beirut a Afganistán. Aunque los motivos siempre se publicitan como justos, o hasta humanitarios: el burka, los derechos independentistas de los kosovares, el antiterrorismo, etc.. No es de extrañar que en una reciente visita de Bush a Europa los periodistas le preguntasen en dos ocasiones, por qué la mayoría de los europeos consideran a EE.UU., la mayor amenaza para la paz.

Considero que la actitud amenazadora, intransigente y nada dispuesta ni al diálogo ni a la negociación bilaterales de la Administración Bush, ha sido la causante directa del rearme de Corea del Norte.


Antonio Romea. Analista de Política Internacional.

Ex Director del Instituto Complutense de Estudios Internacionales en Moscú.




31 ago. 2006

Hezbollah frena invasión a Libano

                                        LA CAMPAÑA MILITAR
El hecho militar es que la guerrilla de Hezbollah llevaba preparándose 6 años, posee, buena coordinación del mando, comunicaciones breves cifradas, visores nocturnos de infrarrojos, fusiles con visor láser, francotiradores, misiles anticarro (tipo Milan y Fagot), bunkers, fortines, túneles, caminos minados, etc. Armas de fabricación, no sólo iraní, sino francesa y rusa. Y ha cercado a las tropas invasoras obligándolas a retirarse de Bint Yebel y Marun al-Ras. Es más, pese a que los media anglófonos e Israel lo ocultan, éste parece haber perdido más de una decena de tanques, al menos 3 helicópteros (2 por choque y 1 derribado), un caza F-16 (por accidente, el piloto se catapultó “Le Monde”), dos barcos (frente a Beirut y el segundo frente Tiro el 31 de julio, según Hezbollah, de hecho ya no hay barcos en esa costa) y varias decenas de sus valiosos soldados, sin contabilizar los heridos. Israel ha tenido que

Incapaz de avanzar sobre el terreno, y menos aún de mantenerse a medio plazo, Israel ha empleado dos tácticas:
1. Una “guerra contra los civiles”, a los que sí puede alcanzar fácilmente, (Hezbollah no ha reconocido ni 30 bajas). En un intento de provocar el descontento contra los chiítas en el multiconfesional Estado libanés y que otros grupos se vuelvan contra Hezbollah. Un intento de provocar una guerra civil, al igual que se está haciendo en Iraq. Y si esto no se consigue, por lo menos se inflige un castigo colectivo a los civiles árabes por las acciones de las guerrillas, lo cual es una constante de los militares hebreos desde la fundación de su Estado.
Hasta ahora sus bombardeos inmorales y los asesinatos de la población civil no consiguen más que aumentar el odio en la región contra esos arrogantes colonos que llegaron hace unas décadas y aún no han dejado de causar muertes a sus vecinos. Es más, desde la arrogancia de su maquinaria militar (de fabricación propia y suministrada por la estadounidense Loockheed y España, entre otros ) se siguen negando a negociar nada, ni la autodeterminación palestina según su gobierno electo en las urnas, el de Hamás, ni la devolución de los territorios árabes ocupados. A saber, la meseta de Siria, rebautizados del Golán y las granjas de Chebaa (Líbano). Y poco les importa que haya resoluciones de la ONU exigiéndolo, muy anteriores, por cierto, a la que recientemente pedía el desarme de las milicias libanesas.

Es probable que siga la “guerra contra civiles”, pero el Gabinete israelí está ya intentado otra táctica:
2. qué otras tropas hagan su trabajo y sufran ellas las bajas. Por eso está tan activa Condolezza Rice, intentando enviar tropas bajo bandera OTAN u ONU, y absurdamente no al territorio del agresor israelí, sino del agredido Líbano. Destinadas a proteger a Israel, no al Líbano de las agresiones de su beligerante vecino sureño.
Post scriptum: Después del Alto el Fuego, la mayoría de las tropas allí enviadas han resultado ser españolas.

Antonio Romea
Arabista (Univ Autónoma Madrid)
Analista de Política Internacional (Univ Complutense Madrid).

1 jul. 2006

Primer Ministro de Israel, OLMERT INICIA GUERRA CON LÍBANO (Julio 2006)

En el momento de escribir este artículo superan los 600, los civiles libaneses muertos en veinte días de bombardeos israelíes contra barrios chiítas e infraestructuras civiles. En un sólo ataque el Tsahal o Ejército israelí mató en Qana a 57 civiles, de ellos más de 30 eran niños. Añadamos los más de 1.800 de heridos, que llenan las pantallas de las televisiones árabes, como la de esa niña con una cicatriz a lo largo de su mejilla, e incluyamos los 700.000 refugiados libaneses (sólo en Siria son más de 200.000). A las cifras millonarias de pérdidas que anunció a los pocos días de iniciada la agresión el Ministro libanés de Finanzas para tener un y un millón y medio de palestinos atrapados en el getho de Gaza, con escasez de agua, alimentos, electricidad y sometidos a contínuos bombardeos. Ese es el derecho a defensa ejercido por un Estado de colonos, Israel, en respuesta a dos incidentes fronterizos en los que fueron capturados 3 de sus soldados (uno en Gaza y 2 en el Líbano). Nasarallah, líder de Hezbollah, mostraba su sorpresa, al declarar a la televisión al-Yazeera, que ningún Estado inicia una guerra por dos soldados capturados. Teniendo además en cuenta que Israel retiene 9.700 prisioneros (94% palestinos y 6% árabes israelíes, libaneses y de otros países) en sus cárceles.
Parece ser que se trata de un castigo colectivo a todo el Líbano.
El plan militar de cómo destruir el Líbano estaba ya diseñado, pero parece que el primer ministro israelí, Ehud Olmert ha reaccionado desproporcionadamente -como declaró su homólogo ruso Putin-.
Olmert, es un político profesional que ha pasado su vida como parlamentario y llegado a su puesto por el estado de coma en que se mantiene su predecesor Ariel Sharon. A diferencia de sus antecesores, carece de experiencia militar en un país que suele encumbrar a sus mandos militares a la jefatura del Gobierno. Olmert cumplió su servicio militar, como mero reportero para la radio y periódico del Ejército, y sólo 7 años después, siendo diputado, se inscribió en un curso para obtener una graduación de oficial. Mirado con superioridad por los cuadros militares, y carente del carisma político de Sharon, parece que ha querido salvar su imagen, dando rienda suelta a los militares y siendo el más belicista de todos.
Pero sí Israel se lanzó irresponsablemente a una guerra, la inteligencia judía, subestimó la capacidad de resistencia de Hezbollah, verdadero sustituto del Ejército libanés, y que tras una guerra de guerrillas de 1982 al 2000 consiguió expulsar al ocupante israelí del Líbano. Hezbollah, se llevaba preparando 6 años para evitar que volviese a ser posible una invasión de su país
Noticia Breve. Antonio Romea. Julio 2006
En el momento de escribir este artículo superan los 600, los civiles libaneses muertos en veinte días de bombardeos israelíes contra barrios chiítas e infraestructuras civiles. En un sólo ataque el Tsahal o Ejército israelí mató en Qana a 57 civiles, de ellos más de 30 eran niños. Añadamos los más de 1.800 de heridos, que llenan las pantallas de las televisiones árabes, como la de esa niña con una cicatriz a lo largo de su mejilla, e incluyamos los 700.000 refugiados libaneses (sólo en Siria son más de 200.000). A las cifras millonarias de pérdidas que anunció a los pocos días de iniciada la agresión el Ministro libanés de Finanzas para tener un y un millón y medio de palestinos atrapados en el getho de Gaza, con escasez de agua, alimentos, electricidad y sometidos a contínuos bombardeos. Ese es el derecho a defensa ejercido por un Estado de colonos, Israel, en respuesta a dos incidentes fronterizos en los que fueron capturados 3 de sus soldados (uno en Gaza y 2 en el Líbano). Nasarallah, líder de Hezbollah, mostraba su sorpresa, al declarar a la televisión al-Yazeera, que ningún Estado inicia una guerra por dos soldados capturados. Teniendo además en cuenta que Israel retiene 9.700 prisioneros (94% palestinos y 6% árabes israelíes, libaneses y de otros países) en sus cárceles.
Parece ser que se trata de un castigo colectivo a todo el Líbano.
El plan militar de cómo destruir el Líbano estaba ya diseñado, pero parece que el primer ministro israelí, Ehud Olmert ha reaccionado desproporcionadamente -como declaró su homólogo ruso Putin-.
Olmert, es un político profesional que ha pasado su vida como parlamentario y llegado a su puesto por el estado de coma en que se mantiene su predecesor Ariel Sharon. A diferencia de sus antecesores, carece de experiencia militar en un país que suele encumbrar a sus mandos militares a la jefatura del Gobierno. Olmert cumplió su servicio militar, como mero reportero para la radio y periódico del Ejército, y sólo 7 años después, siendo diputado, se inscribió en un curso para obtener una graduación de oficial. Mirado con superioridad por los cuadros militares, y carente del carisma político de Sharon, parece que ha querido salvar su imagen, dando rienda suelta a los militares y siendo el más belicista de todos.
Pero sí Israel se lanzó irresponsablemente a una guerra, la inteligencia judía, subestimó la capacidad de resistencia de Hezbollah, verdadero sustituto del Ejército libanés, y que tras una guerra de guerrillas de 1982 al 2000 consiguió expulsar al ocupante israelí del Líbano. Hezbollah, se llevaba preparando 6 años para evitar que volviese a ser posible una invasión de su país
Noticia Breve. Antonio Romea. Julio 2006