Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés.

ПЕРЕВОДЧИК АНТОНИО РОМЕА. Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés. Artículos publicados o ¿censurados? en prensa española.
MANIFIESTO:
Tras la Segunda Guerra Mundial (1945) se fundó la ONU, la cual condenó el Colonialismo. Se inició el proceso de Independencia de las naciones de Africa y Asia (1948-1965), ex-colonias de Francia e Inglaterra. EEUU desarrolló una política de neocolonialismo: dominio politico-económico, pero no militar directo en Hispanoamérica y otras regiones. Su intento colonial directo fue derrotado en Vietnam (1977).

La disolución de la URSS en 1991, puso fin a la Guerra Fría y la bipolaridad en que se había mantenido el Mundo desde la II Guerra Mundial. La Administración de EEUU, sin contrapeso, como Imperio incontestado, se lanzó a la conquista clásica de colonias.

Las víctimas: Yugoslavia, Iraq, Afganistán, Somalia...

Se presiona a los países que limitan las “inversiones” extranjeras, se les obliga a que "abran sus mercados" a los capitales occidentales: Irán, Siria, China, Zimbawe, Corea del Norte, Myammar, Sudán, etc.

Las Instituciones Internacionales, ONU, Premio Nobel, Tribunal de la Haya, IAEA, han dejado de ser neutrales. Adulteradas, son instrumento de esta nueva política colonial. También denominada Neocolonialismo:

1. Exportación de capitales.

2. Adquisición de territorios: Medios de Producción (empresas e industrias), Materias Primas y Energía (recursos naturales).

La forma es clásica, lo hicieron portugueses y españoles (S.XVI-XVII), e ingleses y franceses (S.XVIII-XIX), la retórica ha cambiado: Antes se colonizaba, mataba, destruía y sometía a la pobreza a los pueblos para "Cristianizarles" o “Civilizarles", en el S.XXI para "Democratizarles".


En el S.XXI comienza con un retroceso ético y legal con respecto a los principios fundacionales de la ONU, que debía garantizar la NO repetición de guerras contra civiles y crímenes contra la Humanidad.

International Affairs and Colonialism in S.XXI. Interpretation Russian-English-Spanish

29 mar. 2011

ANÁLISIS LIBIA: GUERRA FICTICIA

Publicado en antonioromea.blogspot

Artículo de Nazanín Amirian ("El Público", España)

“EEUU está tras el petróleo libio”, afirma el diputado demócrata por California, Michael Honda, a la vez que la republicana Candice Miller pregunta a Barak Obama “¿En qué otros conflictos querrá el presidente Obama que se involucren las fuerzas estadounidenses? ¿Qué parámetros usa para decidir el uso de la fuerza estadounidense?”

Que se diga que la agresión militar a Libia no es una guerra, que la OTAN es una solidaria ONG (cuyas bombas en Afganistán ya han sepultado a decenas de miles de inocentes) y que, además, sus misiles no han causado ni una sola muerte civil, resulta aun más insensato que las explicaciones de Bush sobre los daños colaterales de sus hazañas castrenses. El que tengan la bendición del Consejo de Seguridad y de la Liga Árabe –compuesta por títeres del Pentágono, contra quienes van dirigidas las revueltas- indica la complicidad entre la contrarrevolución árabe y los gobiernos occidentales.

Europa, con su Napoleón le Petit, a la cabeza, en esta guerra fácil recupera su protagonismo internacional; EEUU de Obama, amplía el perímetro de su Comando Africano, para abortar o canalizar las revueltas populares en la zona, y expulsar a China y Rusia de África. Ambos, distraen a sus ciudadanos que, mientras les embargan sus pisos, tendrán que pagar los costes de otra guerra. Cada misil Tomahawk que lanzan sobre Libia, cuesta un millón de dólares: doble banquete, para la industria militar y las petroleras.

Por cierto, Sr. Zapatero, la ocupación de Afganistán, también fue por razones geoenergéticas. Desde la caída de la URSS, Washington soñaba con apoderarse de inmensas bolsas de gas del Mar Caspio, y Afganistán – que “casualmente” comparte frontera con China- es la única salida para transportarlo hasta el Mar arábigo. Uno de los motivos del ataque a Libia es justamente la pérdida de esta batalla por la energía en Asia Central, a favor de Pekín, que ha construido el Gasoducto del Siglo, trazado desde el Caspio hasta su costa oriental.

Gadafi y la OTAN han ahogado la primavera árabe en las arenas de Libia, atrapando a sus gentes entre El Mal y El Peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario