Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés.

ПЕРЕВОДЧИК АНТОНИО РОМЕА. Blog de Antonio Romea. Intérprete Jurado de Ruso e Inglés. Artículos publicados o ¿censurados? en prensa española.
MANIFIESTO:
Tras la Segunda Guerra Mundial (1945) se fundó la ONU, la cual condenó el Colonialismo. Se inició el proceso de Independencia de las naciones de Africa y Asia (1948-1965), ex-colonias de Francia e Inglaterra. EEUU desarrolló una política de neocolonialismo: dominio politico-económico, pero no militar directo en Hispanoamérica y otras regiones. Su intento colonial directo fue derrotado en Vietnam (1977).

La disolución de la URSS en 1991, puso fin a la Guerra Fría y la bipolaridad en que se había mantenido el Mundo desde la II Guerra Mundial. La Administración de EEUU, sin contrapeso, como Imperio incontestado, se lanzó a la conquista clásica de colonias.

Las víctimas: Yugoslavia, Iraq, Afganistán, Somalia...

Se presiona a los países que limitan las “inversiones” extranjeras, se les obliga a que "abran sus mercados" a los capitales occidentales: Irán, Siria, China, Zimbawe, Corea del Norte, Myammar, Sudán, etc.

Las Instituciones Internacionales, ONU, Premio Nobel, Tribunal de la Haya, IAEA, han dejado de ser neutrales. Adulteradas, son instrumento de esta nueva política colonial. También denominada Neocolonialismo:

1. Exportación de capitales.

2. Adquisición de territorios: Medios de Producción (empresas e industrias), Materias Primas y Energía (recursos naturales).

La forma es clásica, lo hicieron portugueses y españoles (S.XVI-XVII), e ingleses y franceses (S.XVIII-XIX), la retórica ha cambiado: Antes se colonizaba, mataba, destruía y sometía a la pobreza a los pueblos para "Cristianizarles" o “Civilizarles", en el S.XXI para "Democratizarles".


En el S.XXI comienza con un retroceso ético y legal con respecto a los principios fundacionales de la ONU, que debía garantizar la NO repetición de guerras contra civiles y crímenes contra la Humanidad.

International Affairs and Colonialism in S.XXI. Interpretation Russian-English-Spanish

15 ene. 2011

PRESIDENTE DE TÚNEZ, BEN ALÍ, ABANDONA EL PAÍS. Errores Política Exterior Española.

El viernes, triunfó la insurrección y el Presidente Ben Alí, huyó del país, dejando el poder a un allegado suyo, el Primer Ministro. Ben Alí había promulgado un día antes el Estado de Excepción, que daba poderes excepcionales a la Policía, la cual es considerada por los manifestantes su principal enemigo y fue causa directa de que se iniciase la revuelta que dura más de tres semanas.

La Policía tunecina ha sido acusada de torturadora, abusiva, maltratadora, prepotente y de matar a docenas de personas en estos días y con el Estado de Excepción podría disparar legalmente contra quien desee, se prohibían reuniones de más de tres personas y seguía el toque de queda.
Afortunadamente, la situación parece estar más tranquila y el Ejército, más popular, hace acto de presencia en la capital. El Primer Ministro parece que podría iniciar conversaciones con los partidos de la oposición y convocar Elecciones en seis meses.

(foto AFP)

IMPRUDENCIA DE TRINIDAD JIMÉNEZ
El día anterior, el Ministerio de Exteriores de España, dirigido por la nueva Ministra Trinidad Jiménez, había emitido un comunicado aprobando el Estado de Excepción en Túnez, tan sólo un día antes de que huyése el Presidente Ben Alí.

España sigue así la tradición del anterior Ministro Moratinos de política errática y mal informada, que intenta contentar a los más poderosos, sin ser crítica. Un Política Exterior que pareciera carente de valores y de principios claros, y anhelante de adelantarse a los posibles deseos de Washington y la UE. Estas actitudes privan a España de desarrollar una Política Exterior con identidad propia. Hemos renunciado a una Política Exterior Crítica, que nos dé prestigio, como hace Francia en la defensa de los Derechos Humanos.

Un ejemplo fue la tibia actitud ante el desmantelamiento por parte de Marruecos del campamento de protesta saharaui en el-Aiun a finales del 2010, con el consiguiente apaleamiento de los saharauis que pedían mejores condiciones de vida y empleos en propia tierra ocupada por Marruecos.

España se priva así de tener aliados y relaciones con mayor entidad propia, por ejemplo en Hispanoamérica y el Mundo Arabe, por citar sólo dos ámbitos de tradicionales en la Política Exterior española. Y esto afecta tanto al Estado español, como para las empresas y ciudadanos españoles en el extranjero.

Tampoco fue mejor la Política Exterior del Gobierno Aznar, pues hasta la invasión de Iraq, en que Aznar, implicó a España, los viajeros españoles eran bienvenidos en los países árabes. El año pasado 2010, tres españoles fueron secuestrados en Mauritania. Muchos árabes ya no distinguen entre españoles y otros occidentales.
La Política Exterior de un país con la simpatías internacionales y posibilidades con que cuenta España podría dar mucho más de sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario